viernes, 26 de agosto de 2016

Correr o no correr


Y tú, que nunca dejas de correr
de repente hay una noche que

 te quedas.

Y te pides otra.

Y entonces yo, que nunca
termino de irme,

me quedo.

Pero tranquila

2 comentarios:

  1. Baudelaire hablaba del derecho a marcharse pero... importantísimo también , el derecho a quedarse :)

    ResponderEliminar